miércoles, 10 de octubre de 2007

Zaragoza sucumbe a la magia de Héroes del Silencio

Crónica publicada el día 10/10/2007 en El País


El estadio de La Romareda acoge el primer concierto de la mítica banda en España

Zaragoza.- Héroes del Silencio escribió anoche su propia leyenda con un concierto en Zaragoza once años después de su disolución, un reencuentro con la ciudad que les vio nacer y del que fueron testigos más de 37.000 espectadores llegados de todos los puntos de la geografía española.

Enrique Bunbury, Joaquín Cardiel, Pedro Andreu, Juan Valdivia y Gonzalo Valdivia, este último que se unió al grupo para esta gira, salieron al escenario del estadio de La Romareda a las 21:20, poco después del horario previsto, ante un público entregado que coreó como nunca los temas de siempre.

El mar no cesa dio comienzo a un espectáculo de luz y sonido que no dejó indiferente a ninguno de los presentes, que cantaron con todas sus fuerzas clásicos como Mar adentro, La sirena varada, Héroe de leyenda, No más lágrimas o la aclamada Entre dos tierras.

Héroes del Silencio decidieron separarse hace 11 años por razones que nunca quedaron demasiado claras, y una vez curadas las heridas que forzaron su disolución, el grupo decidió hacer una gira que les ha reunificado en el 20 aniversario de su salida al mercado y que les ha llevado, con gran éxito, hasta Guatemala, Argentina, México y los Estados Unidos.

Zaragoza, ciudad que les vio nacer a mitad de los años 80, recibió con entusiasmo a su grupo más internacional, que ha publicado sus discos en más de una veintena de países de Europa, América y Asia, y ha llegado a vender más de seis millones de copias.

Grandes por el público

Enrique Bunbury, de negro riguroso, agradeció la respuesta de un público que "nos ha hecho así de grandes" -dijo- y a ellos dedicó temas como Avalancha, Opio o La herida, entre otros. Después de casi dos horas de concierto se despidió de todos sus fans, aunque la fuerte ovación les obligó a salir en dos ocasiones más para deleitar con otros de sus clásicos, destacados temas de sus cuatro obras de estudio: El mar no cesa, Senderos de traición, El espíritu del vino y Avalancha.

A pesar de ser una noche muy fría, los cerca de 40.000 espectadores no parecían sentirse satisfechos e intentaron que los integrantes de Héroes salieran una tercera vez, aunque un espectáculo de fuegos artificiales puso fin a un reencuentro histórico que volverá a repetirse el próximo viernes, 12 de octubre, concierto que también ha logrado colgar, en pocas horas, el cartel de "no hay entradas".

Desde que comenzaron su andadura a finales de los años 80, Héroes del Silencio ofrecieron más de mil conciertos, hasta que en octubre de 1996 tuvo lugar su última actuación, durante la gira promocional de su último trabajo Avalancha, un descanso anunciado que finalmente se convirtió en despedida.

Un regreso faraónico

Héroes del Silencio, uno de los grupos más importantes de la historia del rock en español, tiene a sus espaldas nueve años de trayectoria discográfica, un legado que sigue disfrutando un público fiel tal y como se vio esta noche en su primer concierto en España después de 11 años de silencio.

Este ha sido uno de los espectáculos más impresionantes que se han visto en el zaragozano estadio de La Romareda, con dos escenarios, uno de ellos de 22 metros de altura, dos pantallas a ambos lados, otras cuatro sobre el escenario y 550.000 vatios de luz y 300.000 de sonido.

El montaje del concierto, que también viajará a Sevilla y Valencia, mueve a más de 800 personas entre montadores, auxiliares, seguridad y servicio de comida, además de 200 camareros que trabajaron sin cesar en las barras dispuestas en el estadio de fútbol.

Etiquetas: